Activos = Pasivos + Capital

Esta es la fórmula contable. Tal como se presenta significa que los activos se obtienen a través de pasivos (deudas) o capital (aportaciones + ingresos acumulados).

La importancia de la contabilidad no es solo esta fórmula, es también mantener un registro correcto y actualizado de las transacciones económicas históricas de una empresa.  Esto es el registro de ventas y cuentas por cobrar, compras y cuentas a pagar, recibo y desembolso de dinero, capitalización de activos y la eventual amortización o depreciación, según sea el caso, entre muchas otras cosas.  Todo esto se da dentro un marco referencial establecido por unos cuerpos rectores a los cuales la profesión les reconoce autoridad para promulgar, pronunciar y establecer las reglas en las que estas transacciones se deben registrar en los libros contables, tales como el FASB, AICPA y IASB, entre otros.

Una vez todas las transacciones de un periodo son registradas, es que se va creando el verdadero valor para el contador y especialmente para el usuario, gerentes y dueños de la empresa. Es con esta información con la que se crean estados financieros y análisis, entre los que se destacan los de ventas, costos y gastos. Los análisis a llevarse a cabo varían principalmente por industria, pero también se personalizan dependiendo del negocio o cualquier situación particular que se quiera analizar.

En Peso a Peso te ayudamos a registrar las transacciones correctamente y de la manera más eficiente. Una vez el periodo contable está cerrado, el set de data de las transacciones de determinado momento estarían disponibles, y con esta información diseñamos y preparamos análisis específicos para tu empresa, para que tengas un panorama más amplio y puedas tomar mejores decisiones.